Aprender a tocar teclados
Aprender a tocar los teclados es facil con mis métodos y videos

3 dudas habituales al aprender a tocar el piano

Publicado by on 6/04/2017 in Aprender a tocar el piano, Blog |

Si deseas aprender a tocar el piano es posible que tengas dudas y miedos, comprensibles en el que empieza. En todos estos años enseñando a mis alumnos a disfrutar de las bondades del teclado, he comprobado cómo algunas de esas inquietudes son recurrentes.

Con este artículo quiero tranquilizarte y despejarte 3 de las dudas más habituales.

 

1- ¿Yo también seré capaz?

Pues claro. ¿Por qué no ibas a serlo? Recuerda que tu objetivo es aprender a tocar el piano, ¡no convertirte en Rachmaninov! Genios, en cualquier categoría, hay pocos. Pero todos podemos disfrutar del piano, y tú también puedes tocarlo de manera profesional con las clases adecuadas, y el aprendizaje correcto.

Créeme: si te despojas de las dudas, y te limitas a concentrarte en aprender, aprenderás.

 

2- ¡Mis dedos no son ágiles!

¡Al principio nunca lo son! Pero precisamente el teclado es uno de los instrumentos más “fáciles” de aprender en cuanto a la mecánica de las notas. Para alguien que no ha tocado nunca antes, por ejemplo, es mucho más fácil ganar agilidad en el teclado que, por ejemplo, en un instrumento de cuerda.

Has de tener claro que el piano se le trata con suavidad. No necesitas golpear las teclas con fuerza para obtener un buen sonido, tu antebrazo hace todo el trabajo. Los dedos, con suavidad. Que el sonido fluye.

 

3- ¡No sé leer una partitura!

¡Pues aprende! En serio, es muy fácil. Solo tienes que memorizar la posición de cada nota en el pentagrama que se utiliza en las partituras. Una vez tengas eso dominado, empieza con las partituras más sencillas. Te sorprenderá descubrir que todas esas redonditas y palitos que recorren el pentagrama no son signos alquímicos. Sólo es música, que pasará desde la partitura hasta el teclado a través de tus ojos y tus manos.

Y créeme: no hay sensación más gloriosa que la de traducir una partitura a sonido y escuchar cómo la música fluye a través de ti.

La partitura es posiblemente el punto que más echa para atrás a la gente que quiere aprender a tocar el piano. Y yo me rebelo ante esa idea, aprender a leer la partitura no es difícil. Simplemente hay que ponerse.

 

Es mucho más fácil de lo que parece desde fuera

El ejemplo perfecto de esto, es cuando eres un niño y ves a tus padres conducir un coche. Te parece imposible, no crees ser capaz de controlarlo algún día: mirar la carretera, cambiar las marchas, pisar los pedales, intermitentes, controlar la velocidad… ¡¿cómo pueden hacer todo eso a la vez?!

Pero luego te sacas el carnet de conducir y ya no piensas más en ello, porque se te interioriza y tu cerebro trabaja de manera en buena parte automática.

Con el teclado pasa algo parecido. Cuando partes de cero, escuchar a un profesional parece algo mágico. Leer una partitura, o pretender reproducirla, se te hace como descifrar un tratado alquímico.

Pero lo cierto es que una vez dominas las bases, el resto va llegando solo.

Necesitarás hacer un esfuerzo de aprendizaje al principio, pero en cuanto lo asimiles, verás que aprender a tocar el piano no es algo exclusivo para músicos natos. También está a tu alcance. Y notarás cómo con el paso de los días, esos torpes y temerosos dedos sobre el teclado ganan seguridad, relajación, y armonía.

Si quieres vencer el miedo, y empezar a disfrutar del teclado, no pierdas ni un segundo más y contrata nuestras clases de piano online. ¡Que la música nunca deje de sonar!